Si te gusta ¡Compártelo!

Si has decidido construir o reformar una casa, me puedo imaginar como te sientes. Estás lleno de dudas y miedos. Tienes muchas ilusiones puestas en esta nueva etapa. Tu mayor preocupación es cometer un error en la construcción de tu casa que acabe con tus sueños.

Construir tu propia casa es algo con lo que llevas mucho tiempo soñando. Tienes muchas esperanzas puestas en crear un hogar a medida, del que te sientas orgulloso. Pero no te puedes quitar las dudas y los miedos de la cabeza.

No te preocupes, esta situación es muy común. Construir tu propia casa es una de las inversiones más importantes que vas a hacer en tu vida. Una vez que decidas dar el paso sabes que un error se puede pagar muy caro. Y ni quieres, ni puedes permitirte cometerlo.

A lo largo de todo este tiempo he visto a mucha gente pasar por esta situación. Es por eso que he creado este artículo. Hoy vamos a ver los errores que no puedes cometer al construir tu casa o reformarla.

Tipos de errores en la construcción de una casa

Sé que este apartado puede parecer una obviedad, pero no por ello voy a dejar de comentarlo. Aunque te parezca una pérdida de tiempo no debes saltártelo. Repito, NO DEBES SALTÁRTELO. Léetelo y te ayudará a tomar consciencia y dormir más tranquilo por las noches.

Errores que tienen solución

En este punto vamos a hablar de los errores que en cierta medida te puedes permitir cometer. No por ello quiero decir que te relajes, sino que los relativices.

Muchas de las decisiones que atormentan a la mayoría de clientes se encuentran entre este tipo de errores. Es por eso mi insistencia en que no te saltes este apartado.

errores en la construcción de una casa

Decisiones del tipo: es que no sé si quiero madera en los suelos o prefiero baldosa, No sé si quiero azulejar o pintar. El salón me gustaría que fuese un espacio diáfano y con todo la cocina y comedor incorporados, pero es que si frío pescado… Me gustaría tener la mayor luminosidad posible, pero claro, es que en verano igual nos asamos, ¿deberíamos reducir el tamaño de las ventanas?

Muchas de esas decisiones traen por el camino de la amargura a la mayoría de los clientes. Y no son a los que me refiero en este artículo. Así que puedes respirar tranquilo porque estos errores tienen solución.

Un error, según la RAE (Real Academia Española) es:

Dicho esto no quiere decir que no los tengas en cuenta ni que no importe cometerlos. Pero que no son los cruciales y los que te deben quitar el sueño por las noches. Como el nombre del enunciado dice, tienen solución. Eso no indica que estén exentos de coste.

Porque te voy a ser sincero, es muy complicado que en 20 años eches la vista atrás y digas: “que bien hemos decidido, no hemos cometido ningún error”.

¿Cómo? ¿Me estas diciendo que voy a cometer errores sí o sí?

En absoluto, vuelve al punto número 2 de la definición de la RAE (Error: Acción desacertada o equivocada). Sólo te estoy diciendo que es muy difícil que todas las decisiones sean para siempre y que no vayas a modificarlas a lo largo de tu vida.

Vivimos en una sociedad muy cambiante y lo que hoy es una gran idea puede no serlo tanto en unos años, lo que funcionaba de maravilla los primeros años, una década después no es tan conveniente, e incluso lo puedas considerar un error.

Pero no te preocupes esos errores tienen solución. Así que respira tranquil@.

Para ello lo que te recomiendo es que aprendas a desdramatizar el error y a relativizarlo. Equivocarse es algo normal y es parte del aprendizaje. Sé que decir esto no es ideal cuando se trata de construir tu casa, pero estos errores no son los que te deben traer por el camino de la amargura.

 

Errores que no tienen solución

Estos son los errores que no debes cometer al construir tu casa. Son los que realmente te deben preocupar, ya que cometerlos, en el caso de que tengan solución, será muy cara o te llevará mucho tiempo solucionarlos.

Lo bueno de todo esto es que se pueden anticipar y prevenir, pero para ello tienes que ser consciente de ellos y poner todo tu empeño y atención en que no se produzcan.

En el siguiente apartado veremos los 10 errores más comunes al construir una casa y como solucionarlos o evitarlos. Aunque hay más errores comunes vamos a centrarnos en estos que creo que son los más importantes y habituales, y aplicando las ideas que extraerás de ellos puedes evitar de forma sistemática los otros.

De todas formas si te interesa tratar los otros dímelo y haremos una segunda parte de este artículo.

errores en la construcción de una casa

Errores que no debes cometer al construir tu casa

1. No tener seguro o licencia de obra que te cubra

Un seguro no te costará nada en comparación con lo que te pueda ahorrar en cuanto a paz mental, inversión económica y responsabilidades. Esto además de un error es una temeridad.

Sí, igual un amigo o conocido construyó su casa sin permiso o igual conoce a alguien que lo haya hecho, pero tú no lo hagas.

Porque como te pillen  sin ella ya puedes tener dinero para pagar las considerables multas y armarte de paciencia para reanudar la obra (si es que lo consigues).

Porque como algo salga mal, (no le deseo mal a nadie y mucho menos a ti que me estas leyendo :D), sin licencia de obra no habrá ni seguro que te cubra ni disculpa que valga.

Habla con la municipalidad y con los organismos correspondientes, que dependerá del país en el que te encuentres y del tipo de obra. Pero por favor, no cometas el error de comenzar la obra sin los permisos correspondientes.

errores en la construcción de una casa

2. No dejarte asesorar

Este es un error muy común a la hora de construir tu casa, pero tiene fácil solución. Es muy entendible que tengas muchas ilusiones puestas en este proyecto y no pares de buscar nuevas ideas para incorporar a tu casa. Tu tablón de Pinterest estará a reventar, y te entiendo perfectamente. Nunca acceder a la información o almacenarla fue tan fácil.

El problema viene cuando te aferras a esas ideas y las quieres incorporar todas a la vez en la construcción de tu vivienda, diciendo quiero este tipo de ventana aquí, esta cocina aquí y esto otro aquí. En muchas ocasiones unas ideas se contradicen o solapan a otras, o cuando mires la obra en su conjunto no tiene sentido.

¿Entonces me estas diciendo que no busque ideas en Internet o revistas?

Nada más lejos de la realidad. Déjame explicártelo. Esa fase previa es muy importante, pero no te aferres a ella, aunque resulte complicado quédate con la idea o sensación que hay detrás de la imagen. Por ejemplo en el caso de un lucernario (entrada de luz a través del tejado) que te encante, quédate con cómo entra la luz o cómo mejora el espacio en el que esta ubicado, no digas quiero este lucernario. Porque eso es un gran error al construir tu casa.

Muéstrale esas ideas al arquitecto y deja que el adapte esas sensaciones que quieres conseguir a tu casa en función de tus características y las de tu parcela. ¿Me entiendes? No te quedes con la materialización, quédate con el concepto que hay detrás de ella, y sé flexible para adaptarla. Mantén la mente abierta.

Otro error en la construcción de tu casa, y más habitual de lo que nos imaginamos, es que dibujes los planos de tu casa y le digas al arquitecto quiero esto, ¡dibújamelo!…. ¡ERROR!

Con esto, no quiero decir que no pases tiempo dibujando y probando cosas, es un ejercicio muy entretenido y sobretodo muy útil para poner tus ideas en orden, pero no quieras que estas se lleven al pie de la letra. Como en una ocasión le dijo uno de nuestros clientes previo a un potencial cliente:

“Mira (nombre del cliente), este es un trabajo muy útil y ayuda muchísimo a los arquitectos a saber qué es lo que quieres y ver tus ideas de una manera gráfica. Pero ahora déjales a ellos, déjate a asesorar y permite que te cuestionen todo lo que has hecho. Tu tienes 3 meses de diseño y ellos tienen 40 años de experiencia.”

Con esa frase creo que se resume muy bien la idea. Si te tuvieses que operar de algo (que espero que no te ocurra), ¿te verías horas de tutoriales de Youtube y le darías una hoja al cirujano diciéndole: “Doctor, tengo esta enfermedad, se soluciona así”? No se tú, pero yo prefiero que sea el cirujano el que haga lo que tenga que hacer en función de su experiencia y conocimientos para llegar a lo que yo quiero conseguir.

¿Entiendes el concepto?

No me refiero a que una vez plasmes las ideas en un papel te desinvolucres del diseño del proyecto. Ni mucho menos. De hecho creo que los proyectos que tienen un diseño colaborativo con arquitectos, clientes, constructor y otros miembros del equipo aportando ideas y trabajando conjuntamente el proyecto sale muy beneficiado. Ya que un proyecto de arquitectura es una solución a un problema muy concreto y personal. Y nadie mejor que tú sabe cual es el objetivo a conseguir, pero nadie mejor que el arquitecto sabe como llevarlo a cabo.

“No tiene sentido contratar a personas inteligente y después decirles lo que tienen que hacer. Nosotros contratamos a personas inteligentes para que nos digan qué tenemos que hacer.” Steve Jobs.

Escoge al mejor arquitecto posible para tu caso concreto y luego déjale que te ayude y te dé la mejor respuesta a tu problema concreto.

 

3. Elegir mal a tus colaboradores

Este es un error bastante común a la hora de construir una casa. Los colaboradores son esas personas de confianza que van a velar por tus intereses.

Escoger unos colaboradores en los que puedas confiar y que sepas que van a remar en la misma dirección que tú, te dará una seguridad y tranquilidad que se verán reflejados en el proyecto de tu casa.

Pero para ello tienes que saber escogerlos bien.

Por ejemplo, cuando vayas a escoger al arquitecto mira bien los proyectos que ha realizado, pregúntale en que partes se ha involucrado, si ha realizado el diseño completo o sólo la envolvente del edificio o el diseño interior. Mira a ver si el estilo que utiliza es acorde con lo que buscas.

Si tu buscas algo muy tradicional o la imagen del edificio que te gustaría no tiene nada que ver con los proyectos que el realiza, igual no es el arquitecto mas adecuado para ti.

Habla con él, mira a ver si compartís los mismos intereses en este proyecto, si conectáis o si habláis el mismo idioma. Pero si vuestras opiniones o visiones son muy distinta, probablemente sea mejor que encuentres a otro que vaya a ser más fácil llegar a una solución win-win para ambas partes.

Con los aparejadores, la constructora, o algún tipo de especialista que necesites para el proyecto ocurre lo mismo.

errores en la construcción de una casa

4. Escoger siempre la solución más barata

Quien dijo “Lo barato sale caro” seguro que acababa de construirse su casa.

Elegir los colaboradores, la constructora o los materiales solamente por el precio es una temeridad.

Cuando pidas distintos presupuestos y veas que los servicios que incluyen son los mismos, pero la bajada de precio de uno de ellos con respecto al resto sea muy drástica sin justificación aparente simplemente huye. Como se suele decir nadie da 4 duros a pesetas o ahí hay gato encerrado. Probablemente la atención que te presta y/o la calidad de servicio no son las que debería.

El factor económico es un elemento muy importante, pero no siempre tiene que ser el determinante. Si los servicios que incluye son los mismos, la calidad de los acabados y del servicio prestado son los mismos pues adelante. Opta por el más barato, pero no dejes que el factor económico siempre y solamente sea el determinante.

Pagar los honorarios de un arquitecto o un aparejador te puede parecer una cantidad elevada e incluso la diferencia entre varios pueda ser bastante, pero el valor que te puede aportar contar con uno bueno eso, no tiene precio.

Contar con, por ejemplo, un arquitecto bueno hará que el dinero que te ahorras sea mucho en comparación con sus honorarios. Tendrás la certeza de que conseguirás los resultados que deseas, de la forma más económica posible y tendrás la paz mental de que todo saldrá según lo previsto, y en el caso de que no sea así, porque toda obra tiene sus imprevistos, él sabrá cómo reducirlos a los mínimos posibles y cómo solucionarlos.

“La calidad se recuerda mucho tiempo después de haber olvidado el precio” Henry Royce

5. No planificar

Seguramente te habrá llegado alguna cadena de correos, o publicaciones de Facebook con errores como estos 
son graciosos, ¿verdad? Pero me juego lo que quieras a que por nada del mundo lo querrías ver en tu casa.

Errores como estos se pueden solucionar con una buen planificación.

Planificar no es más que ser capaz de ver la imagen completa. De desglosar los pasos o fases desde el inicio hasta el final de la construcción de la casa, para así detectar posibles imprevistos, retrasos y sobrecostes.

En esta planificación se deben incluir los tiempos y las personas involucradas. Esto te permitira tener una idea realista de lo que te lleva cada tarea y anticipar la información o pasos necesarios para cada fase.

También te evitará retrasos en la construcción por no tener el material disponible en obra, o que por ejemplo, el trabajo de los constructores se tenga que parar porque el ingeniero no ha enviado los planos, y un largo etcétera.

Si quieres profundizar más sobre este tema puedes hacerlo aquí.

No planificar hará que todos los extras y las cosas que decidas sobre la marcha, una vez la obra haya comenzado aumenten su precio.

Normalmente cuando sacas los proyectos a concurso y los constructores ofrecen sus presupuestos, para ser más competitivos afinan sus precios. En cambio, cuando les pides que te digan el precio por un extra, no están “compitiendo” con nadie, por lo que pueden pedir precios mayores.

Además si este extra lleva tiempo aumentarán los precios para no incurrir en posibles penalizaciones por no cumplir los tiempos establecidos en el contrato inicial.

Éste es uno de los grandes errores que te pueden llevar a sobrecostes en la construcción de tu casa.

errores en la construcción de una casa

6. No ser flexible

A ver Jaime, ¡aclárate! Hace un momento me decías que planifique y luego que sea flexible. ¿Puedes contradecirte un poco más?

Esto que puede parecer una contradicción, en realidad no lo es. Debes planificar todas las fases de la obra, pero también tienes que ser flexible.

Por mucho que anticipes todos los posibles casos hay cosas que se puede escapar de tu control, como que haya condiciones climatologías que tengan que paralizar la obra, que cuando excaves o lleves a cabo las demoliciones lo que te encuentras no te lo pudieras esperar, que los obreros cojan una gripe muy larga, y otro largo etcétera.

Por tanto cuando hagas las estimaciones en la planificación tienes que dejar márgenes de seguridad, pero hay casos que se escapan de tu control y tienes que ser flexible ante ellos y tener capacidad de reacción.

7. No realizar un seguimiento de la obra

Con esto no me refiero a que te presentes ahí todos los días antes o después del trabajo. No, me refiero a que tengas una persona encargada de ello. El encargado de esta función dependerá del país en el que esté construyendo.

En el caso de España hay 2 figuras que no se deben confundir: El arquitecto y el aparejador (también conocido como arquitecto técnico o ingeniero de la edificación). Esto se tratará en mayor profundidad pero de momento con que sepas esto es suficiente:

El arquitecto es el director de obra y se encarga, entre otras cosas, de que todo se construya conforme al proyecto. Una vez corrobore que todo se ha hecho correctamente, realizará el certificado para que pagues al constructor (¡ojo, nunca lo hagas antes de que lo certifique!, ya que podría ser un error muy grave si no se corresponde el trabajo pagado con el realizado, y puede correr en tu contra).

El aparejador es el jefe de obra, y se encarga, de que la obra se ejecute correctamente en términos de calidad, cantidad y en concordancia con el proyecto.

En el caso de Reino Unido, no existe la figura del aparejador y ambos roles son desarrollados por el arquitecto.

Con este seguimiento, a parte de comprobar la calidad de lo que se va edificando y de que se realiza de acorde al proyecto, se debe comprobar que todo va de acuerdo al programa y que no se producen sobrecostes.

Ya explicamos anteriormente la importancia de la planificación en el punto 5. Pues si hacemos una planificación muy buena, pero luego no nos aseguramos de que se cumpla no sirve de nada. Y aunque no lo parezca, este error en la construcción de una casa es bastante común y las implicaciones ya te las imaginas, retrasos, sobrecostes,etc.

8. Comprar el terreno sin consultar a un técnico

Este más que un error sería un caso a evitar siempre que sea posible. Si ya lo tienes o lo has conseguido muy barato, genial. Pero como norma general, te recomendaría consultar con el arquitecto y las autoridades pertinentes antes de nada .

¿Por qué? Pues porque puede tener letra pequeña, es decir, características o condicionantes que puedan pasar desapercibidas para un ojo inexperto, como que el suelo no se pueda edificar, que el coeficiente de edificabilidad (porcentaje de toda la parcela que puedas edificar) sea muy bajo, que el terreno no sea el más adecuado para lo que estas buscando, que tenga muy mala orientación, una pendiente muy pronunciada o que el tipo de suelo requiera una fuerte inversión en estructura que no puedas asumir con el presupuesto del que dispones y un largo etcétera.

Si ya dispones del terreno, no te preocupes, no es el fin del mundo, una vez tengas al arquitecto muéstrale la parcela y el será capaz de orientarte.

Este es un error que se puede detectar en las primeras fases y que te permite cierto margen de actuación. Pero siempre que puedas, contacta con el arquitecto o a los técnicos pertinentes para que te asesoren y no cometas un error en la construcción de tu casa nada mas empezar.

errores en la construcción de una casa

9. No ser capaz de tomar decisiones

Este probablemente sea el error más común de todos al construir una casa y la verdad es que es bastante comprensible. Como ya hemos hablado en otras ocasiones construir tu casa muy probablemente será la mayor inversión que tomes en tu vida. Las esperanzas que tienes puestas en ella son muy altas, y quieres que todo salga perfecto.

Cuando tienes algo medianamente claro es muy habitual que te aparezca esa vocecilla interior diciendo: “¿estás seguro? Yo creo que no es así, yo creo que es lo opuesto, etc”

Pero no porque sea un error común y entendible es un error que te puedes permitir al construir tu casa. La indecisión se paga caro, y más a medida que avanza la obra.

No ser capaz de tomar una decisión, puede hacer que los obreros no puedan avanzar con ciertos trabajos o que se lleguen a solapar unos trabajos con otros. Esto hace que la planificación se resienta, y ya hemos visto la importancia de la planificación.

Esto finalmente se acaba traduciendo en retrasos y sobrecostes, y no queremos ni unos ni los otros, ¿verdad? Porque ya te imaginarás quien los acaba pagando, ¿no?

Sé que dicho así puede resultar muy obvio y fácil de llevar a la práctica, pero en la vida real cuando estas sometido a los nervios, ilusiones y un largo etcétera es más complicado. Por eso tienes que ser muy consciente de ello desde antes de empezar.

Para que esto no te ocurra, lo que te recomiendo es que le des las vueltas que necesites y preguntes a tus colaboradores las veces que sean necesarias en la fase del proyecto y siempre antes de empezar la obra. Sobretodo una vez que tomes decisiones no vuelvas atrás. Recuerda los tipos de errores de los que hablábamos al principio, y que hay muchos “errores” que tienen solución en el futuro, así que no dejes que ese tipo de decisiones te atormenten.

Recuerda, la indecisión se paga caro en obra.

errores en la construcción de una casa

10. No comparar presupuestos

Esto es un grave error. Aunque tengas claro que quieras usar a un colaborador específico pide otros presupuestos. Aunque ese colaborador sea tu amigo, hayáis trabajado muchas veces juntos, aunque sea… ¡házlo!

No se trata de ser desconfiado ni de ir por el más barato (ya hemos visto antes los handicaps de optar siempre por lo más barato). Se trata de tener verdad. Y ya sabes que “la verdad os hará libres”.

Simplemente compara, luego escoge el que mejor feeling te dé, con el que tengas mejor relación o el que te hayan recomendado, pero por comparar no pierdes nada y ganas mucho.

Si pides más presupuestos sabrás que esas empresas te darán un precio acorde con el mercado, aunque sea ligeramente mayor por la calidad del servicio o la calidad de servicios anteriores.

Te sorprenderías como puede variar los presupuestos que te ofrece una empresa en función de la época o la carga de trabajo. Al fin y al cabo si esa empresa tiene mucho trabajo y tiene que contratar personal extra para llevar a cabo esa carga de trabajo y luego pagarles finiquitos, no van a ser ellos los que paguen estos extras.

Lo he dicho en otras ocasiones, al igual que si te vas a comprar un teléfono, un portátil, o un coche, compararás diferentes compañías, presupuestos y especificaciones. No escojas siempre la primera opción a ciegas cuando se trata de una de las mayores inversiones de tu vida. La diferencia de precios e incluso prestaciones puede ser mucho mayor que la de un teléfono móvil, portátil o coche que te durarán 2, 5 o 10 años. Una casa es muy probablemente para toda la vida.

Conclusiones

Hay más errores comunes de los que están mencionados en este artículo, pero para que el artículo no se alargase demasiado he decidido reducirlos a los 10 errores más comunes en la construcción de una casa. Considero que si tienes en cuenta estos y aplicas el sentido común y las ideas subyacentes en este artículo, muchos de los otros que no desarrollamos aquí los evitarás de manera automática.

De todas formas si te interesa que desarrolle una segunda parte de este artículo incorporando más solo tienes que pedírmelo en los comentarios.

Al leer este artículo verás la importancia de formarte en arquitectura, que te he comentado en otras ocasiones. Formándote un mínimo aprenderás a evitar errores en la construcción de tu casa como los mencionados anteriormente y que te ahorrarán miles de euros.

Espero que este artículo te haya servido o motivado. Si es así te agradecería mucho que lo compartieses para ayudarme a llegar a más gente. También me gustaría si me cuentas tus impresiones en los comentarios. Me gustaría conocerte mejor para así poder ayudarte más.


Ahora te toca a ti…

  • ¿Conocías a alguno de los errores comunes en la construcción mencionados en este artículo?
  • ¿Has descubierto alguno nuevo o crees que me olvido alguno importante?
  • ¿Te gustaría una segunda parte de este post?

Nos vemos en los comentarios. 😉

Si te gusta ¡Compártelo!

Ayudo a amantes del diseño a entender la arquitectura viajando y a hacer de sus hogares lugares más eficientes.

He creado Proyectando el Cambio con el propósito de  acercar la arquitectura a la sociedad y mostrar el potencial que ésta tiene para cambiar su vida y la de los que les rodean

shares

¿Quieres entender la arquitectura viajando o hacer de tu hogar un lugar más eficiente?